Elecciones

i400889

En estos días calientan motores no menos de tres procesos electorales, Andalucía, los pueblos y la capital, y ante tanta diarrea electoral, he decidido, y antes que nadie me los pida, establecer algún criterio para (con cabeza) otorgar mi voto, para que me guie por el bosque de siglas que se nos avecina:

No quiero dárselo a quien discrimine por sexo en su partido, es decir a todo aquel que en vez de poner por orden a los mas valiosos se limite a poner listas llamadas “cremalleras”. NO AL SEXISMO.

No quiero dárselo a los ignorantes o incultos desconocedores del idioma común (el castellano), y que para referirse a cualquiera de nosotros, usen expresiones como “trabajadores y trabajadoras”, “cuñados y cuñadas” o “listas y listos”. NO A LA IGNORANCIA.

Quiero dárselo a quien proponga soluciones posibles, imaginativas, o lo que sea, pero soluciones, y no que se limite a decir lo canalla, y feos que son los de enfrente, vamos que trate de hacer política no critica. SI A LA PROPUESTA POLITICA.

No a los localismos ahora llamados nacionalidades, … eso en el futbol, que uno se puede sentir de la “balompédica linense”, o del “alcoyano”, pero amigos estamos en Europa y esto es mas serio, al menos en las elecciones capitalinas, y hay que dejar la boina colgada del perchero. NO AL PROVINCIANISMO EN LAS GENERALES.

Que lo que dicen que van a hacer, razón por la que yo voy a dar mi voto, al menos expliquen (solo someramente) como lo van a hacer, que tengo el bachiller terminado y se contar hasta 10, NO AL ENGAÑO.

Por lo demás si tienen barba, coleta, pendientes, son rubios, o homosexuales, calvos e incluso feos, … me da igual.

Y una cosa mas, me gustaría que fuese una candidatura, que trasmita fuerza, ilusión y experiencia

La Variedad del Urbanismo (Sukiyaki)

SONY DSC

En cada momento de nuestra vida nos debemos y somos, en función también de lo que nos rodea, nada que merezca la pena nació como monocultivo, nada mas que en la agricultura moderna (y por eso posiblemente, se esta cargando la misma nuestros campos), con esta premisa cabria decir que el buen urbanismo, solo, no tiene sentido.

Me sorprendía esta mañana cuando oyendo un disco del grupo noruego “The Secret Garden” (que os recomiendo), leía un libro de un francés acerca del alma de Japón cuando describía una comida que se llama sukiyaki, y que no es otra cosa que una especie de cocido de carne muy fina con verduras, setas y fideos, en la misma mesa que se come, hecha por los propios comensales, … y que transcribo a continuación:

Comer no es respetar un menú (un itinerario de platos), sino tomar, con un ligero toque de palillos, ya un color, ya otro, a merced de una especie de inspiración que aparece en toda su lentitud como el acompañamiento desligado, indirecto, de la conversación, que puede ser muy silenciosa. (Roland Barthes “El imperio de los signos”)

Y todo esto a cuenta de que, ya que tu esperas que yo hable de urbanismo malagueño, y la verdad es que sin darme cuenta de ello estoy hablando, porque solo desde Málaga se puede leer un libro de un francés sobre Japón, con música de Noruega y escribir en este blog, … o no?, porque quizás la sorpresa o la razón de entender lo que hacemos con el territorio, hay que hacerla desde la variedad y entendiendo que otros puedan leer este sukiyaki de otra manera, y no como un simple cocido de verduras con carne.

Cuando comemos sukiyaki lo que nos gusta no son solo sus sabores, sino la combinación de los mismos con una compañía, unos olores y un colorido que vamos cambiando en función del tiempo que va trascurriendo al cocinarlos y comerlos, casi lo mismo que hay que hacer con el territorio, … o no?.

LA CORRUPCION

DSC04504

 

Cuando tanto se habla de la CORRUPCIÓN quizás sea el momento de pararse un momento y tratar de comprender lo que es la misma.

Según la RAE es “la acción y efecto de corromper”, aunque la cotidianidad del termino nos lleva a pensar en carne corrompida, pescado corrompido, frutas corrompidas y otras lindezas; para que una vez tengamos en mente lo que esta corrompido, preguntarnos que es lo que ha sucedido a ese trozo de carne, pescado, fruta, para que se hayan corrompido, … pues simplemente el paso del tiempo y una temperatura adecuada han sido las causas.

A partir de aquí creo tener claro los mecanismos que se han de producir para que exista CORRUPCION, tan solo que pase el tiempo, y una temperatura adecuada.

Nadie es (o mejor casi nadie) lo suficientemente integro para que con el paso del tiempo suficiente y a una temperatura adecuada no se corrompa.

Teniendo esto claro, pienso que no cabria luchar contra la corrupción, pero si contra lo que la provoca:

1. No puedes estar mucho tiempo en el mismo sitio dentro de la administración.

2. Hay que establecer los controles suficientes para que la temperatura no se eleve demasiado, y de vez en cuando un frio gélido ayude.

Las Víctimas de esta crisis

2014-08-17 20.49.45

Mucho se esta hablando de la perdida del estado de bienestar, del aumento de parados y la bajada de los salarios (os acordáis cuando un mileurista era un pobre diablo, … y ahora …. ), todo esto es cierto, tan cierto como lamentable, y no por mas escribirlo serán menos dramáticas sus consecuencias.

No obstante el gran olvidado de esta crisis, y también el gran perdedor ha sido toda una generación de hombres y mujeres que han pasado directamente de la cima a la mas oscura de las mazmorras. Todos aquellos que tenemos ahora entre 50 y 65 años estamos finiquitados, políticos, periodistas, técnicos, …. mires hacia donde mires, si estas en esa franja estas fuera de juego.

Ya solo vale tener menos de 35, sin que haya valoración alguna de lo que podemos aportar no por nuestra experiencia (que la tenemos, y además ya hemos vivido una crisis), sino por esa ingente formación que nos acompaña y que vosotros los jóvenes todavía no tenéis.

Siempre han sido las civilizaciones mas cultas las que han puesto a sus mayores como órganos consultivos y pozos de información, experiencia y riqueza. Este mundo NO ES DE LOS JOVENES (todavía), que esperen y se formen, o que nos acompañen que son bien recibidos, pero que no nos aparten porque en nosotros también esta su futuro.

Y mi generación todavía no se puede permitir el privilegio de jubilarse con … digamos 55.

Desde aquí reclamo mi sitio, y que sepáis que todavía tenéis que correr para ganarme. Puta crisis que esta acabando con todo.